El color pastel empieza a predominar en la moda del 2000. Además el toque deportivo le da a la época una esencia de practicidad y sencillez en el vestir de los hombres.